Skip to main content

El emboque de luz de La Habana

El Emboque de Luz, antiguo "Muelle de Luz" ubicado en la Habana Vieja, es una moderna y atractiva estructura de metal cubierta de cristal y magnífico mirador desde el cual se divisa una de las zonas más bellas del Centro Histórico de La Capital Cubana.

Luz 3

Constituye la terminal marítima que garantiza el tráfico de pasajeros en la bahía entre las localidades de Regla y Casa Blanca. Cuenta con dos pisos. En el inferior se encuentran los salones de espera con bancos de madera y el embarcadero y en el superior está la cafetería donde los pasajeros pueden merendar y disfrutar de las maravillosas vistas de la Bahía, La Alameda de Paula, El Muelle Flotante, El Antiguo Almacén del Tabaco y la Madera, La Terminal Portuaria Sierra Maestra, La Lonja del Comercio, La Catedral Ortodoxa Rusa, el Hotel Armadores de Santander y todo el panorama que ofrece el muelle.

luz 1

La historia del muelle descubre que nació en el siglo XVIII se mantuvo como centro de conexión de estas zonas de la urbe durante el XIX. Fue uno los lugares más concurridos y transitados de la ciudad, al decir del conocido escritor Cirilo Villaverde; y, según los historiadores, en sus alrededores se erigieron las mejores viviendas, templos, comercios y plazas, lo que garantizó su protagonismo dentro de la ciudad de aquellos tiempos.

Luz 2

Su finalidad cambió en la segunda mitad del siglo XX luego de que el Departamento de Incendios ocupó el inmueble y el Muelle de Luz pasara a ser por décadas el Cuartel de Bomberos, hasta que su integridad se vio afectada por el deterioro y el desuso.

Luz 4

Su recuperación por la Oficina del Historiador de La Habana, iniciada en 2008 y terminada en 2016, le devolvió este bello lugar a la urbe capitalina y cumplió con el propósito de rescatarlo como espacio público a disposición de los ciudadanos, el cual pareciera deber su nombre a la luz que se adentra incontenible, desde todos los ángulos, en su estructura de cristal y metal, con matices que nacen y se multiplican desde el primer resplandor naranja del amanecer, pero que en verdad le fue concedido por la familia Luz, estirpe distinguida y adinerada que dio nombre además a una calle, a muchos establecimientos de su entorno y aportó a la ciudad el primer correo, y a Don José de la Luz y Caballero, escritor, maestro, pedagogo, filósofo, formador de la conciencia y el sentido de la nacionalidad cubana.

luz 5