Skip to main content
plaza marte

En honor a Marte, una de las plazas m√°s queridas de Cuba

Un importante parque santiaguero es reconocido por su arquitectura neocl√°sica y las encendidas pe√Īas deportivas que siempre se desarrollan all√≠. Se trata de un sitio √ļnico dentro de la ciudad h√©roe de Cuba y uno de los principales centros de confluencia tanto para los santiagueros como para los visitantes que llegan desde otras latitudes.

Situada en uno de los puntos m√°s c√©ntricos de la ciudad de Santiago de Cuba, La Plaza de Marte, es de los espacios p√ļblicos m√°s concurridos y populares de esta urbe, y clasifica entre los parques m√°s populares de toda Cuba.

Esta plaza, no solo es importante por la pe√Īa deportiva que durante todo el a√Īo mantiene viva en sus alrededores, la que se suele reconocer como la esquina caliente sino que tambi√©n es un lugar especial para el descanso, la contemplaci√≥n y el contacto social con el incre√≠ble pueblo santiaguero.

La Plaza de Marte, surgi√≥ a fines del siglo XIX como Plaza de la Libertad, tras el progresivo desarrollo citadino. Se trata de un espacio oval que ocupa cinco mil metros cuadrados, en lo que antes fue un √°rea donde se ejercitaban las tropas militares de la metr√≥poli espa√Īola, de ah√≠ el nombre de Campo de Marte, en alusi√≥n al Dios de la guerra en la mitolog√≠a griega, nombre que despu√©s mudar√≠a a Plaza de Marte.

Para el verano 1860 se conformó como plaza para el recreo y esparcimiento para la población, y en la segunda mitad del siglo XIX se colocó una fuente con la estatua de la diosa Minerva, o Palas Atenea.

 

Plaza Marte

 

En 1902 fue retirada la diosa griega y en su lugar fue colocada, como homenaje al Ej√©rcito Libertador Mamb√≠, el obelisco de los Veteranos, que ostenta en la c√ļspide el gorro frigio, s√≠mbolo de unidad, independencia y soberan√≠a de la Rep√ļblica.

Esa escultura se convertir√≠a, con la primera celebraci√≥n del 10 de octubre en Santiago de Cuba en un genuino s√≠mbolo de la Rep√ļblica de Cuba y por acuerdo municipal, al parque se le rebautiz√≥ como Plaza de la Libertad, aunque los santiagueros la siguieron llamando Plaza de Marte.

A partir de su privilegiada ubicaci√≥n, y con la apertura de varios hoteles, tiendas, negocios, la Cl√≠nica de Los √Āngeles y la Escuela Normal de Maestros, entre otras edificaciones a su alrededor, la Plaza de Marte comenz√≥ a gozar de gran popularidad entre los lugare√Īos.

El tranvía eléctrico, en 1908, y la fundación de un mercado libre de productos agrícolas en la década del 30, matizaron el ir y venir en la céntrica plaza, que hacia 1940 adquiere su imagen actual de corte neoclásico.

Pérgolas semi-circulares en los extremos y un gran hemiciclo que funciona como especie de escenario o tribuna para diversas actividades, fueron parte de la remodelación del concurrido espacio citadino. Con la llegada del siglo XX varias esculturas conmemorativas en homenaje a héroes de las guerras independentistas, se colocaron en el interior de la plaza.

En sus bancos, una de las pe√Īas m√°s reconocidas de todo el pa√≠s crece cada d√≠a en n√ļmero de integrantes e iniciativas diversas, discutiendo de lo humano y lo divino en el √°mbito atl√©tico. Aunque los recientes perjuicios del Hurac√°n Sandy se hayan hecho sentir en este sitio, enseguida la plaza vuelva a tener la misma prestancia que siempre la caracteriz√≥.

Este lugar es uno de los más atractivos para el visitante que llega a la Ciudad Héroe de Cuba, un sitio cargado de patriotismo, que guarda en sí mismo la historia de la segunda ciudad del país y su gente.