Skip to main content
Guanahacabibes

Guanahacabibes, un parque excepcional en la geografía cubana

El Parque Nacional de la península de Guanahacabibes declarada por la Unesco en 1987 Reserva de la Biosfera, se encuentra en el punto más Occidental del archipiélago cubano, en el Cabo de San Antonio, pertenece al municipio de Sandino en la provincia de Pinar del Río.

Este parque est√° conformado por dos pen√≠nsulas, la del Cabo de San Antonio y la de Corrientes, separadas por la ensenada de Cort√©s. Sus aguas desembocan al Golfo de M√©xico y son ricas en reservas de fauna, destac√°ndose las langostas, camarones, moluscos y peces.

La pen√≠nsula fue uno de los √ļltimos refugios de los abor√≠genes que huyeron de los conquistadores espa√Īoles; de igual forma preserva alrededor de 140 sitios arqueol√≥gicos relacionados con la vida de estos abor√≠genes, conocidos en la zona como Guanahatabeyes.

Este gran parque nacional es una de las más grandes reservas naturales, y destaca por ser geológicamente diferente al resto de la geografía insular cubana, teniendo en el ecoturismo una alternativa económica realmente significativa.

Si bien casi todo en este paraje es natural existen algunas edificaciones. El parque dispone de una estación ecológica y el centro de turismo María la Gorda, ambos ubicados en La Bajada y Cabo Corrientes respectivamente.

Tanto estas estaciones como la población del lugar, velan por el cuidado y conservación del medio ambiente. Si de población hablamos, aquí es sumamente escasa, con una de las menores densidades poblacionales de la isla, sin llegar siquiera a los 40 habitantes por kilómetro cuadrado.

En las inmediaciones del parque se encuentra la comunidad ¬ęLa Bajada¬Ľ, con unas 30 viviendas, una escuela, un consultorio m√©dico y una bodega, y una poblaci√≥n estimada de 93 personas.

Con sus bosques v√≠rgenes, una flora y fauna abundante y diversa, Guanahacabibes es hogar del conocido zunzuncito o "p√°jaro mosca" el m√°s peque√Īo de todo el mundo. Igualmente destacan numerosas poblaciones de cotorras, iguanas y cangrejos.

En total habitan 172 especies de aves pertenecientes a 43 familias, 12 de las cuales son endémicas y unas 80 son migratorias. Muy valiosos son además los arrecifes de coral que posee en sus costas.

Algunos estudiosos afirman que cuatro de las ocho especies de tortugas marinas que habitan el planeta han sobrevivido en Guanahacabibes, de modo que el lugar constituye un verdadero paraíso para estos reptiles.

Por sus valores naturales y rurales esta zona de la isla de Cuba constituye sin dudas uno de los principales atractivos para aquellos visitantes que llegan a Cuba en busca de disfrutar del ecoturismo en un paraje casi virgen.