Skip to main content

Los Ba√Īos de Elguea: la fuente de la eterna juventud

¬ŅTe gustar√≠a hacer turismo de salud en Cuba? Elguea es el espacio ideal para que tus vacaciones sean un per√≠odo en que, m√°s all√° de disfrutar de la belleza y tranquilidad que caracteriza a la isla, consigas mejorar tu condici√≥n f√≠sica y mental. El tesoro inestimable de este sitio del centro norte del pa√≠s son sus aguas, famosas por su riqueza en sales minerales que le otorgan probados efectos curativos y rejuvenecedores.

A poco m√°s de una hora de camino desde Varadero y a 180 kil√≥metros al este de La Habana, se encuentran estos ba√Īos termales que reciben visitas de todas las latitudes del mundo, pues sus aguas tienen efectos demostrados contra el estr√©s, la obesidad, la afecciones locomotoras, respiratorias, circulatorias y de tipo neurol√≥gico.

Con sus 45 grados Celsius y un flujo de 25 litros por segundo se les consideran aguas hiper-mineralizadas, dado su alto contenido en sales de sodio, cloro y bromo, así como el bajo porcentaje de radón y sulfuros.

Por décadas, Elguea se ha especializado en el turismo de salud, y dispone de un personal altamente formado para orientar tratamientos como la electroterapia, masoterapia, quinesioterapia, fangoterapia, fisioterapia, hidroterapia, moxibustión, podología, psicorrelajación, y medicina popular y tradicional.

El Hotel & Spa Elguea de la cadena Islazul, dispone de 130 habitaciones confortables y climatizadas, gimnasio, canchas de tenis y voleibol, un área para la equitación terapéutica guiada y otra para el tiro con arco; pero además ofrece alquiler de bicicletas, y organiza visitas a centros naturales e históricos de elevado interés en la provincia de Villa Clara.

Considerado uno de los m√°s importantes de su tipo en el continente, el balneario abarca unos mil 300 metros cuadrados, e instalaciones modernamente equipadas desde donde se brindan terapias basadas en el empleo de las aguas y de sus fangos medicinales.

Dispone de tres grandes piscinas, así como de otros posos de formato individual, un salón de masajes y de tratamiento facial, sauna y consultas de especialidades médicas.

Existen incontables leyendas y relatos asociados al descubrimiento y a las propiedades curativas de las aguas de Elguea, aunque no fue hasta los a√Īos 40 del siglo XX cuando se hicieron las primeras investigaciones cient√≠ficas al respecto.

Pero la tradici√≥n de venir a aqu√≠ con prop√≥sitos sanitarios se remonta al siglo XIX. Seg√ļn cuenta la leyenda, las propiedades medicinales de estas aguas fueron descubiertas accidentalmente en 1860 cuando un esclavo propiedad de Don Francisco Elguea, fue expulsado a su suerte para que muriera lejos, por miedo de que sus afecciones de la piel terminaran contagiando al resto de la dotaci√≥n.

Toda la hacienda qued√≥ estupefacta luego, al ver como unas semanas despu√©s el esclavo moribundo se hab√≠a sanado por completo y hasta hab√≠a rejuvenecido. Siendo as√≠, enseguida se corri√≥ la voz por toda Cuba de los efectos milagrosos de las pocetas naturales de la regi√≥n y ya para 1917, la susodicha familia hab√≠a erigido un peque√Īo hotel.

Posteriormente, investigaciones realizadas en las d√©cadas de 1940 y 1970 del siglo pasado corroboraron las diversas propiedades curativas de las aguas termales de Elguea y en 1983 se descubrieron nuevos manantiales, con propiedades curativas en la garganta, la visi√≥n, y de altos efectos antimic√≥ticos. A partir de dichos estudios se delimit√≥ de manera correcta cada √°rea de ba√Īo en correspondencia con la dolencia del hu√©sped.

Aunque hoy la instalación no es de las más frecuentadas del país por su carácter específico orientado al turismo de salud, cada vez son más que llegan buscando una combinación de buen precio y estancia agradable, independientemente de no estar enfermos.

Y es que, por el tesoro vital de sus aguas, el confort y cuidado que brinda a sus huéspedes este balneario es un lugar ideal para unas sanas vacaciones, donde sin pretenderlo quizás hallemos el secreto de nuestra eterna juventud.